10 claves para el periodismo en 2020

Un equipo de investigadores del periódico The New York Times, formado por diseñadores, desarrolladores de software, investigadores y redactores, ha entrevistado a lectores y expertos para saber cuáles pueden ser las claves en 2020 que ayuden a los medios de comunicación a crecer.

cortesía NYT

07 enero 2020 |

 “En nuestro proceso de investigación de diseño centrado en el ser humano, creemos que para comprender cómo evolucionan los medios, es importante comenzar con las personas”, apuntan Kourtney Bitterly, Meg Fee y Thomas Mitchell, que han dado a conocer ahora las conclusiones.

Estas son las 10 claves según el equipo de investigación

 

1.- El boca a boca sigue siendo el motor de recomendación final

La mayor parte de los medios importantes ofrecen a los usuarios que regresan listas de artículos u otro contenido seleccionados por algoritmos que les dicen qué leer, mirar o escuchar.  “En un mundo hiperconectado donde el tiempo puede parecer escaso, la gente quiere saber que su tiempo será bien empleado. No quieren recomendaciones que simplemente reproduzcan lo que consumieron anteriormente; quieren descubrir cosas nuevas. Si bien los algoritmos pueden ofrecer sugerencias interesantes, nada supera las recomendaciones de compañeros de trabajo, familiares y amigos. Las recomendaciones personales permiten que el descubrimiento de nuevo contenido se sienta de mayor valor”.

 

2.- Crear conexión en los lectores a través del contenido

El contenido disponible a demanda significa que las personas pueden mirar y escuchar lo que quieran cuando lo deseen. “Pero hay algo que se pierde -indica la investigación- por la naturaleza fragmentada de cómo las personas ahora consumen ese contenido. Si todos están mirando o escuchando algo diferente, la conexión sobre la experiencia compartida puede ser más difícil de lograr”.

“Cuando la gente se involucra con el contenido, la experiencia se convierte en un ritual y el contenido se convierte en un punto de contacto cultural. ¿Quién puede olvidar esas semanas en abril y mayo cuando parecía que todo el mundo estaba hablando de la última temporada de “Juego de Tronos”? Las conversaciones sobre el contenido a menudo se sienten tan valiosas como el contenido en sí. La programación consistente facilita estas conversaciones, y en última instancia fomenta una sensación de conexión, al convertir ese contenido programado en un evento”.

 

3.- La gente quiere historias con un comienzo claro, un desarrollo y, lo más importante, un final

“En un momento en que encender las noticias o desplazarse por Twitter se siente como un fuente inacabable de información, -indica el informe- el deseo de leer historias que empiezan y acaban es particularmente agudo. En lo que parece un ciclo de noticias incesante e interminable, las personas quieren sentir que han llegado al final de una historia o que se han puesto al día con un tema. Buscan contenido que tenga un punto final. Esto es particularmente importante con el desarrollo de historias de noticias: las personas sienten que a menudo son arrojadas a la mitad de la historia, sin contexto de lo que ya sucedió”.

“A través de nuestra investigación, -apuntan Bitterly, Fee y Mitchell- escuchamos que las personas acuden a historias de sucesos por esta misma razón. Las personas dicen que disfrutan de la naturaleza contenida del contenido: saben que el misterio se resolverá al final. Cuando se trata de noticias, la gente también quiere ese sentimiento de que hay un final”.

 

4.- La gente está cansada de las notificaciones automáticas

En los Estados Unidos, “escuchamos persona tras persona comentar que habían desactivado las notificaciones automáticas, agotados por la constante demanda de su atención. Muchos usuarios están recurriendo a la tecnología de asistente de voz, como altavoces inteligentes, porque les permite obtener la información que necesitan sin tener que mirar una pantalla. Las notificaciones pueden ser intrusivas y perjudiciales, pero pedirle a un altavoz inteligente una alerta de noticias permite a las personas obtener información en sus propios términos.

 

5.- Desconectarse de las redes sociales no significa huir por completo

“Los estadounidenses con los que hablamos -apunta la investigación- dijeron que están estableciendo límites para limitar la influencia que las redes sociales tienen en sus vidas. Las personas, especialmente los jóvenes, nos dijeron que habían eliminado las aplicaciones de redes sociales de sus teléfonos, pero en realidad, no habían abandonado por completo estas plataformas. Eliminaban la aplicación de Facebook de su teléfono pero la usaban en un navegador web, o eliminaban la aplicación de Instagram durante la semana y disfrutaban de ella solo los fines de semana. Para las personas con las que hablamos, esta fricción autoimpuesta se siente como un intento de recuperar y mantener el control”.

 

6.- La hora del día influye en la selección de contenido

Durante las entrevistas, “a menudo pedimos a las personas que nos guiaran a través de un día típico para poder aprender cómo consumen las noticias. Vimos que la mayoría de las personas prefieren consumir noticias “duras” por la mañana y contenido menos exigente por las noches. Por la mañana, están más dispuestos a leer las noticias que los hacen sentir preparados para el día. Pero luego el día se desarrolla con reuniones de trabajo, cuidado de niños, diligencias y una lista aparentemente infinita de decisiones a tomar. La vida cotidiana de las personas exige mucho de ellas. Al final del día, quieren contenido relajante. Raramente los medios toman en cuenta la hora del día y la carga cognitiva de sus usuarios cuando publican contenido”.

7.- Los lectores quieren transparencia

La gente quiere que se le informe también sobre el proceso de producción de noticias. “En docenas de conversaciones con personas de todo el mundo, escuchamos que quieren algo más que la historia: quieren saber por qué se cuenta, quién lo cuenta, etc. Los consumidores de noticias quieren entender por qué un titular se escribió de cierta manera, o por qué una historia en particular apareció sobre otra en una página de inicio. Quieren saber qué información específica fue verificada por múltiples fuentes, o si los reporteros estudiaron miles de páginas de documentos para una historia en particular”.

El público “escucha hablar continuamente de “noticias falsas” tan a menudo como las personas que trabajan en los medios. Si los lectores entienden el proceso de cómo se ha hecho la información y quiénes la cuentan, es más probable que confíen en el periodismo.”

 

8.- La gente quiere espacios sociales más dinámicos 

Las personas buscan lugares donde puedan tener conversaciones más íntimas, indica la investigación, y agrega que quieren espacios donde realmente puedan conectarse con las personas, en lugar de seguir pasivamente a otros. “Las personas con las que hablamos hablaron de alejarse de las “publicaciones en la cuadrícula”, en lugares como Instagram, y las actualizaciones de estado en Facebook, y apostaron por conversaciones individuales y en grupos pequeños”.

La profesionalización de las redes sociales, “donde parece que todos tienen que cultivar una marca personal, es menos atractiva para muchas de las personas con las que hablamos. En cambio, están buscando historias de Instagram y textos grupales porque sienten que pueden ser más vulnerables y honestos allí. Lo más importante, las historias y los textos son una invitación a participar en una comunicación dinámica y en tiempo real con otras personas de una manera que las publicaciones estáticas no lo son. Los participantes de nuestra investigación nos dijeron que recibir una respuesta privada a una historia de Instagram se siente más significativo que un me gusta en una publicación. Para muchas personas, lo que hace que una plataforma sea social no es que permita a las personas transmitir sus opiniones al mundo, sino que permita conversaciones íntimas entre las personas en las que confían”.

9.- Cada espacio se siente como un espacio político.

“Mientras hablábamos con personas en los Estados Unidos, indica el informe del equipo de investigación de The New York Times, un estribillo común que escuchamos fue que la política y la moral se sienten tan entrelazadas que las personas se sienten obligadas no sólo a mantenerse informadas, sino a tener una opinión. De hecho, la gente nos dijo que la falta de opinión, por parte de famosos, marcas y medios, en realidad implica una postura política. A pesar del aumento de la discusión política, las personas de ambos lados temen parecer profundas o ser atacadas por compartir un punto de vista político. La gente quiere tener esas conversaciones en privado con las personas en las que confían. Los textos grupales en plataformas de mensajería como WhatsApp, Slack, iMessage e Instagram Messenger se sienten como espacios mucho más seguros para tener conversaciones políticas”.

10.- La información más reciente no siempre es la más relevante

Los consumidores y los productores de noticias “no siempre están alineados cuando se trata de cómo mostrar contenido. Algunas veces los lectores están interesados ​​en la información más actualizada o en los últimos eventos, y otras veces están buscando un tema específico que pueda conducir a un contenido más perenne. Los medios de comunicación tienden a mostrar el contenido más reciente, pero a menudo las personas obtienen solo parte de la información que buscan. Este énfasis en la información más reciente pone más peso en lo que se acaba de publicar y menos peso en el contenido que podría ayudar a los lectores a contextualizar y dar sentido a un problema. Para que las personas obtengan la información que necesitan y desean, debemos pensar cómo encaja la información en el panorama general”.

 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.fdrcomunicaciones.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.fdrcomunicaciones.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.